“Solo el mal sale de la amistad entre una serpiente y un ciempiés”

138

EN PARTIDA DOBLE

Alejandro Mares Berrones

“Solo el mal sale de la amistad entre una serpiente y un ciempiés”

“Cae más pronto un hablador que un cojo”, así dice la sabiduría popular y bien se le puede aplicar en este momento al ex alcalde priista Jesús de la Garza Díaz del Guante, el famoso “Chuchín”, quien aceptó el hueso de jefe de la Administración Portuaria Integral, conocida por sus siglas como API.
Dicho puesto se lo otorgó el gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para tenerlo amarrado y que opere políticamente para sus candidatos panistas a las diputaciones por los distritos 10, 11 y 12 con cabecera en Matamoros.
Esto hasta un niño de kínder lo deduce y es que el miedo no anda en burro, Chuchín tiene pendiente la revisión de su cuenta pública y una denuncia ante la Contraloría Gubernamental por haber desaparecido 17 millones de pesos cuando fue alcalde de Matamoros.
La denuncia ante la Contraloría Gubernamental se la interpuso Isidro Vargas, segundo síndico del actual ayuntamiento; las pruebas y evidencias fueron presentadas al propio contralor gubernamental por el mal manejo y desvío de esos recursos.
A Chuchín no le quedó de otra, que mostrar los calzones y jalar para el PAN, para su amo el gobernador, quien ya le puso la correa en el pescuezo.

La Historia

Resulta y voy a sonar como compositor de corridos, pero hay les va: Un día 27 de mayo de 2017, siendo alcalde de Matamoros, el citado personaje, en un conocido hotel de la ciudad, dijo:
 “Para el 2018 vendrán tiempos de tentaciones a las cuales no se deberá caer, ya que el PRI necesita de todos”.
Esas palabras las dijo Chuchín, mientras volteaba hacia la mesa en donde se encontraba el ex alcalde Alfonso Sánchez Garza, quien ya para ese entonces se había tirado a los brazos del PAN y de sus compadres Carlos “Chito” García y de Jorge Almanza Armas como pantera amorosa.
Alfonso Sánchez Garza, un día antes, había servido hasta de chofer de Rafael Moreno Valle, ex gobernador panista de Puebla (QEPD), y quien el viernes 26 de mayo había estado en el Casino Matamorense, en la promoción de su libro y de su imagen pues pretendía arañar la postulación por el PAN a la presidencia de la república.
Las palabras de Chuchín, sonaron fuerte y claras, como cuando un papá regaña a su hijo que se ha portado mal:
“Va a ver muchas tentaciones para el 2018, pero no debemos de caer, no debemos de caer como el hombre cayó en la tentación de la serpiente, porque ahora más que nunca el PRI nos necesita a todos en unidad”.
El escenario fue el marco de la reunión del Comité Municipal del PRI, en donde se formaron mesas de trabajo y se tocaron los temas de visión de futuro, rendición de cuentas, declaración de principios, programa de acción, estatutos y la selección de candidatos.
Además se eligieron 501 delegados para las asambleas estatal y nacional a efectuarse en julio y agosto próximos (2017) y la que titularon: “Rumbo a la XXII Asamblea Nacional del PRI”.
Ese día Chuchín fue elocuente:
“Hoy les hablo con el corazón, ante tanta elocuencia, animosidad y algarabía de esta reunión, que nos sirve para remarcar y reflexionar que con esta asamblea nos preparamos para la de Tamaulipas y para la Nacional…
Pero no es gratis, porque estamos empezando a pavimentar un camino que va al siguiente proceso y queremos que sea de éxito, porque estamos determinados a llegar más unidos y fuertes y lo vamos a lograr, estoy seguro de ello”.
Consignó:
“Necesitamos tener lealtad, y la lealtad es a los principios de nuestro partido, por lo que es muy conveniente que sea nuestra base rectora, base de nuestra convicción priista”.
Recordó:
“Se rescató la diputación gracias a esa unidad y se rescató la presidencia municipal, gracias a esa unidad, que no vino de afuera, vino de adentro de nuestros propios corazones y quedó demostrado en el 2015 y luego en el 2016, y lo vamos a hacer en el 2018”.
Volteó otra vez, hacia la mesa de Alfonso Sánchez Garza, y dijo:
“Se avecinan tiempos fuertes de competencia, de tentaciones, del canto de las sirenas, por eso ahora  es el momento de reafirmar nuestra lealtad, porque no podemos permitir que nuestro partido tenga fisuras, ni a nivel nacional, estatal y mucho menos a nivel municipal”.
Eso fue lo que dijo el ex alcalde Chuchín, al clausurar los trabajos de la asamblea que estuvo presidia por Víctor Manuel García Fuentes, dirigente del PRI municipal en aquellas fechas y hoy segundo regidor, puesto que logró al dejar al PRI e irse por el Partido Encuentro Social.
En dicha asamblea también estuvo Aida Zulema Flores, presidenta del Comité Directivo Estatal, así como ex presidentes municipales de Matamoros, y ex presidentes del comité directivo municipal del PRI, sectores, organizaciones y por el primer priista de Matamoros, Jesús de la Garza “Chuchín”, quien remató:
“En el marco de esta asamblea tuve el privilegio de reunirme con los ex presidentes municipales, así como con ex presidentes del partido, y tuve la distinción de contar con todos, lo que demuestra la unidad en nuestro partido, no a Chuchín, al partido, porque somos un partido de instituciones y así nos fortalecemos”.
Y luego:
“Nuestro partido es revolucionario y así ha ido revolucionando, por eso tenemos un presidente reformista (Enrique Peña Nieto). Quien no ha cambiado los principios, únicamente se ha adecuado a los tiempos que estamos viviendo y necesidades que tiene el país”.

Poncho

EN CONTRAPARTIDA, por su parte Alfonso Sánchez Garza, “Poncho”, cuando los colegas periodistas le arrimaron la grabadora y le atizaron, el por qué muda de piel con facilidad, pues un día antes había sido el chofer del panista Rafael Moreno Valle (QEPD), respondió:
“Fui porque me invitó un amigo (Jorge Almanza Armas), lo de ayer, simplemente fue en carácter de amistad y reciprocidad a mi amigo, yo sigo dentro del PRI, aquí estoy participando”…
En el caso de Poncho, el ex alcalde Chuchín, fue más elegante para llamarle la atención, le dijo que no cayera en la tentación de la serpiente, dicha frase, va más allá del capítulo 3 del Génesis de la Biblia, que habla de la desobediencia del hombre, mejor dicho de Eva…
Esa frase también es filosófica y además política y hoy en la actualidad, ese escupitajo le ha caído en la cara a Chuchín.
El propio dirigente del PRI en Matamoros, Gerardo de la Cruz Carrillo, ya le puso un ultimátum para que defina su ideología política, pues el aceptar el puesto de titular de la API, no solo es un acto inmoral y contrario al revolucionario, es prácticamente una traición, así lo ven los priistas.
Bien lo dijo el maestro REYES HEROLES, “la política la hacemos nosotros, o la política se hace en contra de nosotros”.
“Ningún búho tiene miedo de la noche, ninguna serpiente del pantano y ningún traidor de la traición”.
¿Dónde quedó la unidad?, le preguntan a Chuchín desde el Comité Directivo Municipal del PRI al cual ya ni se para.
Víctor Manuel García Fuentes, Daniel Sampayo Sánchez, Omar Masso, Beto Zolezzi junior, Roberto López Castro, Paty Duque y muchos más han abandonado al PRI.
Eso lo podemos entender, pues nunca a ellos les dieron la oportunidad de participar, pero que los ex alcaldes, anden jugándole las contras al PRI, eso aquí y en China es traición.
¿Dónde quedó la lealtad?, de la que habló Chuchín en esa asamblea también se lo preguntan los priistas de corazón.
Nos vemos en la próxima y recuerden: ¡El lenguaje como legítima defensa!
P.D. “Solo el mal sale de la amistad entre una serpiente y un ciempiés”